Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Sponsor

Twitter



CLXX ANIVERSARIO DE BERTHA VON SUTTNER
CLXX ANIVERSARIO DE BERTHA VON SUTTNER

Posiblemente pocos tengan en la mente a esta adelantada de su tiempo que, por méritos propios, está ligada al pacifismo radical. Hija póstuma del conde Franz Kinsky von Wchinitz und Tettau que murió poco antes de que ella naciera (contaba 75 años) el 9 de junio de 1843 en Praga; murió el 21 de junio de 1914 en Viena. Se crió con su madre Sofia Wilhelmine (von Könner) en un ambiente de crispación militarista que acabaría desmembrando el imperio austro-húngaro y llevando al continente europeo a la I Guerra Mundial.
Se especula que fue la tradición familiar (su padre mariscal de campo y consejero militar; su abuelo capitán de caballería) la que inoculó su pasión pacifista que se acabó convirtiendo en el Leitmotiv de su vida. Como otras jóvenes aristócratas de su tiempo, fue educada bajo las estrictas normas correspondientes a su clase y posición. Adquiere una sólida formación lingüística (dominaba alemán, francés, italiano e inglés) que le acabará facilitando sus frecuentes viajes y los contactos con personas prominentes para promover su idea sobre la paz mediante multitudinarias conferencias por el todo el continente europeo y funda una asociación pacifista en Austria. También fue una ferviente europeísta, en el Congreso de la Paz (Londres, 1908) afirmó que lo mejor que podría hacerse era la unificación del continente europeo como remedio para evitar las catástrofes que los negros nubarrones presagiaban en la agitada Europa de principios del siglo XX:
A temprana edad se habría prometido con el príncipe Adolfo Wittgenstein, un gran apasionado del canto y del que previsiblemente brotó la idea de convertirse en cantante de ópera, pero el príncipe murió en un viaje a América y ella, tras ver dilapidada su fortuna familiar (su madre era una empedernida jugadora), se verá impelida a sobrevivir, entra como institutriz en la casa del barón Karl von Suttner (un exitoso empresario en la Viena de su tiempo) y se acaba casando con su hijo menor Arthur Gundaccar.
Tras dejar ese trabajo en Viena emprende viaje a París, donde se convierte en la secretaria particular de Alfred Nobel durante quince días que sellarán una amistad con el mecenas sueco que perduró hasta su muerte. Nobel se inspiró en esta mujer para dotar el prestigioso premio que ella acabaría recibiendo en su primera edición. Sus esfuerzos se centraron en denunciar el nacionalismo como idea mal encauzada y que divide a la sociedad y la enfrenta a terribles problemas que, generalmente, acaban con actos violentos, cuando no la guerra abierta.
Los dos jóvenes contraen matrimonio secreto, provocan la ira de ambas familias y emprenden un largo viaje que fue motivo de algunos de los momentos más difíciles de su vida: ella contaba 33 años y él 26, si nos atenemos a los datos, parece ser que ambos sucumbieron al amor romántico. Llegan a Georgia donde la vida serena y tranquila de Centro Europa contrasta con las dificultades a las que ambos se deberán enfrentar. La pareja sobrevive gracias a la pluma, él colaborando con la prensa alemana y ella con la austriaca. Cubren exitosamente la guerra ruso-turca de 1877-1878 escriben novelas, relatos de guerra, viajes, etc. Ello les permite vivir con cierta holgura en una sociedad bastante ajena a la sociedad europea del momento. Allí produjo cuatro novelas y su primer libro más o menos importante Inventario de un alma (Inventarium einer Seele).
En la década siguiente ponen de nuevo rumbo a Viena y se instalan en la residencia familiar en la Baja Austria. Al año siguiente (1886) escribe un libro donde abordará el respeto del hombre y su libre albedrío; después engarza con destacados pensadores del momento que le acabarán perfilando su pacifismo ético fundado en la capacidad moral del hombre que no deja de sorprendernos con el que actualmente inunda nuestras plazas y ciudades.
Tres años más tarde publicará, sin duda, la mejor de sus obras: Die Waffen Nieder (¡Abajo las armas!) cuya primera traducción al español apareció en Barcelona en 1915 de la mano de Rogelio Z. Falguera. Inicialmente no fue un texto antimilitarista sino una crítica a la guerra y sus funestas consecuencias, sobre todo para la población civil. Podría decirse que es una visión de los horribles resultados provocados por los conflictos armados. El título acabó convirtiéndose en un célebre periódico pacifista y del que sería editora hasta 1899 cuando la cabecera será cambiada por Friedenswarte y en donde estará trabajando hasta producirse su muerte. Esa obra acaba llegando al cine en ese belicoso año de 1914 y el texto se ha convertido en un clásico en el ideario del pacifismo internacional.
El matrimonio se instaló a comienzos de siglo en la ciudad de los canales y allí acaban conociendo al marqués Pandolfi y darán vida al embrión de lo que se convertirá en la Unión Interparlamentaria nacida en 1910. En 1912 pronunció numerosos discursos sobre la paz en el territorio norteamericano. Cuatro años antes ya había entregado a la imprenta sus obras completas que abarcan poco más de una veintena de títulos.
Su trayectoria vital le acaba generando uno de los premios más prestigiosos: El Nobel de la Paz de 1905 que por primera vez se entregaba a una mujer y, curiosidades de la vida, poco menos de una década después, moría al poco de comenzar el primer gran conflicto bélico continental. Fue presidenta de la Sociedad Austriaca de la Paz ; vicepresidenta y presidenta de honor del Bureau International de la Paix.
Esta aristócrata y pacifista ha sido homenajeada en varias ocasiones en la filatelia, la notafilia y la numismática. En 1966 fue el Banco de Austria el que le dedicó un billete de mil chelines en donde la vemos  con un tocado que realza su noble linaje y la idea de responsabilidad y compromiso militante. En el 2005 será el correo alemán el que le dedicará un sello de 55 céntimos, la vemos con una pose menos institucional pero que realza su noble figura; en el centro de ese sello aparece la portada de su célebre ¡Abajo las armas! La siguiente oportunidad será en el 2008 cuando Austria acuña una moneda de 2 €uros.
Y ahora le ha tocado al correo de la ciudad que la vio nacer, conmemoran el 170 aniversario de su nacimiento y le honra, la posta checa, con un sello de 18 coronas que comenzó a circular el 13 de febrero de 2013. La impresión, en multicolor, se realizó en offset y fue cancelado el sobre oficial de primer día en Praga, ambas caras de la medalla (que se entrega a cada laureado) aparecen a modo de matasellos. El sobre lleva una ilustración con ambos personajes sentados en un jardín en, suponemos, amigable charla. El diseño fue obra de Rénata Fučiková y el grabador Václav Fajt, fue impreso en hojas de 50 ejemplares, tamaño vertical de 23x40 mm que comenzaron a circular hace pocos días y honrando a la primera mujer que recibió ese premio en Oslo el 18 de abril de 1906.
Hay otras administraciones postales que, filatélicamente hablando, abusan del bolsillo del coleccionista y emiten miles de sellos de nulo valor postal (vamos que tampoco es un hecho extraordinario, pues algo similar hace también el correo español ¿alguien en estos momentos ve sellos de correos en las cartas?, entonces ¿por qué cada año Madrid aumenta el valor facial de los sellos que emite si luego no son utilizados postalmente? Pues eso, cada Año España emite más y más quincallería; decenas de “sesudos” coleccionistas, incluso se emiten sus fruslerías que aquí llamamos TU SELLO  que vale cinco o seis veces más que el poder liberatorio de franqueo o los que nos sirve a los abonados el Servicio Filatélico que cada vez llegan más tarde y no dejan de subir su coste si comparamos cada ejercicio). Los temáticos, a veces, se vacían sus bolsillo para intentar completar huecos y los encuentran en estos “especuladores” que venden cromos a precio de oro (generalmente son sellos distribuidos por la norteamericana IGPC). Pero también podemos encontrarnos a la baronesa en varias estampillas más, por ejemplo en alguna emisión de Sierra Leona o San Vicente y las Granadinas. En fin, que cada uno se gasta  sus cuartos en aquello que considera más adecuado, pero los “cromos” no siempre son recuperables. Al final, los que puedan, tendrán que volver al patrón oro, como el gran Millet (Palau de la Música-Barcelona ).

CZECH POST - POSTFILA
ORTENOVO NAM . 16
CZ-170 24 PRAGA 7  (REPUBLICA CHECA)

CESKÁ POSTA–SLUZBY FILATELISTUM
P O BOX 111
CZ-360 02 KARLOVY VARY 2
(REPUBLICA CHECA)








JUAN FRANCO CRESPO



0 comentarios:

Publicar un comentario

infolinks

Search

Popular Posts

 
Este sitio utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +